Luego de tres días de desabasto de gasolina en algunos puntos de la Ciudad de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador se reunió con la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum para resolver la situación.

A través de redes sociales, el mandatario compartió una foto en la que escribió, “Con Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, tratamos el apoyo a Pemex para el abasto de gasolina en la Ciudad de México”.

En su conferencia matutina, López Obrador explicó que el problema de la escasez de gasolinas en la Ciudad de México es resultado del sabotaje a un ducto de conducción que va de Tuxpan a Azcapotzalco, el cual fue reparado ayer miércoles; sin embargo, por la noche volvieron a bloquear esa vía de suministro, por lo que se tuvo que cerrar, pero ya “se avanzó bastante y vamos hacia la normalidad en la capital, el Estado de México y en otras entidades“, dijo.

Agradeció a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, a empresarios transportistas, a trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex), a las policías Federal, Naval y Militar por su apoyo, y a los ciudadanos que están resistiendo y que no han acudido asustados por la propaganda a llenar el tanque de combustible, así como a los distribuidores de hidrocarburos que no han abusado aumentando el precio.

Con información de López-Dóriga Digital