El submarino San Juan, de la Marina de guerra argentina y desaparecido hace un año, implosionó, informó el jefe de la base naval de Mar del Plata, Gabriel Attis, este sábado, horas después de su hallazgo.

“El submarino sufrió una implosión. Se lo ve completo, pero obviamente implosionado”, dijo Attis a la prensa.

Attis no se aventuró a afirmar si será posible reflotar los restos del aparato, como piden los seres queridos de los marineros.

Hay que ver en qué estado está el casco y si se puede hacer. No creo conveniente en este momento aventurar una respuesta al respecto”, añadió.

El jefe de la base naval de Mar del Plata hizo estas declaraciones a la salida del hotel donde se encuentran parte de los familiares, a quienes informó con detalle de lo descubierto, y se trasladó después a la base naval, donde están otros de los allegados a los tripulantes, para trasladarles los mismos datos y mostrarles las fotos.

El capitán señaló que el submarino se encuentra “en un lugar bajo” y hay “una hondonada de 907 metros que es donde está”. “Eso es lo que hacía que quedase oculto a los sonares”, explicó.

Con información de López-Dóriga Digital