En el video un hombre latino sonríe en forma amenazante en un tribunal y dice con claridad: “Maté (palabrota) policías” y “voy a matar más policías pronto”.

Luis Bracamontes es un inmigrante sin permiso al que declararon culpable este año del homicidio de dos agentes. Su imagen, con la cabeza rasurada, barba crecida en el mentón y en la que habla inglés acentuado, es la pieza central de un video que el mandatario Donald Trump publicó en su cuenta de Twitter como uno de sus últimos intentos para realzar sus posturas sobre la inmigración cuando falta menos de una semana para las elecciones de medio periodo que podrían alterar el rumbo de su presidencia.

Sin embargo, tanto demócratas como republicanos condenaron de inmediato el video que contiene palabrotas y lo catalogaron de racista.

Trump publicó el video en momentos en que ha intensificado su presentación de propuestas sobre inmigración en la fase postrera de la campaña y que incluyen el envío de efectivos militares a la frontera y la revocación de la ciudadanía por nacimiento.

El video, que Trump publicó el miércoles en la noche en su cuenta de Twitter, afirma sin presentar pruebas que los demócratas fueron responsables de permitir el ingreso de Bracamontes en Estados Unidos.

Bracamontes, inmigrante mexicano deportado en dos ocasiones, fue sentenciado a muerte en California por los homicidios ocurridos en 2014. El corto, que dura 53 segundos, incluye las palabrotas que Bracamontes emitió durante su juicio y en el que lamenta no haber podido matar más policías.

“¡El inmigrante ilegal Luis Bracamontes mató a nuestra gente!”, se afirma en el video. “Los demócratas lo dejaron entrar en nuestro país… los demócratas le permitieron quedarse”, agrega. El video incluye imágenes de una caravana migrante que avanza hacia Estados Unidos y profiere una advertencia ominosa: “¿A quién más los demócratas van a dejar entrar?”

El video es reminiscente del tristemente célebre mensaje político sobre Willie Horton utilizado en 1988 contra el candidato presidencial demócrata Michael Dukakis, cuyo contenido fue censurado y considerado racista. Horton, que era negro, violó a una mujer mientras estaba fuera de prisión durante una licencia de fin de semana. Cuando fue gobernador de Massachusetts, Dukakis apoyó ese programa de licencias. Dukakis finalmente perdió ante el republicano George H. W. Bush.

El video tuiteado por Trump al parecer no había salido de momento en la televisión, aunque recibió amplia cobertura en las redes noticiosas por cable. Para el jueves en la mañana, el tuit acumulaba 2,65 millones de vistas en menos de 24 horas y como ocupaba el lugar más alto en la cuenta de Trump es lo primero que ve cualquier persona que visite la página del mandatario. Bracamontes también salió en otro mensaje que el equipo de campaña de Trump difundió en enero y que recibió menos atención.

La Casa Blanca y el equipo de campaña de Trump no respondieron de momento las solicitudes para que hicieran declaraciones sobre quién elaboró o financió el video o si se utilizaron recursos del erario para difundirlo desde la cuenta del presidente. El video contrasta con un mensaje difundido por el equipo de campaña de Trump esta semana que exaltaba cifras económicas positivas y mostraba escenas difusas de la vida suburbana estadounidense.

Tom Perez, presidente del Comité Nacional Demócrata, describió el nuevo mensaje como “el mensaje oculto de todos los mensajes ocultos”.

“Causa distracción, Donald en su peor papel divisivo”, declaró Pérez en CNN. “Es un intento de sembrar el miedo”.

Con información y foto AP