Los 650 migrantes centroamericanos que permanecían en el Estadio Jesús Martínez Palillo, en la Magdalena Mixhuca, son trasladados a la Casa del Peregrino de la Basílica de Guadalupe, donde permanecerán hasta el próximo viernes.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez, dijo a la prensa que el traslado se debe en gran medida al clima frío de la capital, además de que el estadio habilitado como albergue estaba al 10 por ciento de su capacidad.

“Son temas operativos, este estadio tiene una capacidad para seis mil personas y ahorita sólo tenemos el 10 por ciento, por otra parte el frío, por más que se tengan las carpas, por más que se tengan tarimas el frío está muy fuerte y necesitamos un lugar techado”, explicó.

Detalló que se dispusieron 20 camiones M1 de la Ciudad de México para el traslado de los migrantes centroamericanos a la Casa del Peregrino y posteriormente el sacerdote y activista, Alejandro Solalinde, se encargará de “acomodarlos en albergues de parroquias”.

La titular de la comisión señaló que las carpas que fueron instaladas para atender a los migrantes en el Estadio Jesús Martínez Palillo serán desmontadas, a fin de que el lugar, ubicado en la colonia Magdalena Mixhuca, recupere sus actividades.

Añadió que la comisión capitalina, en coordinación con las alcaldías,  seguirá atendiendo a los pequeños colectivos de migrantes que lleguen a la capital, pues “estas dimensiones de caravanas ya las hemos tenido en la ciudad, hasta las que se anuncian que van a salir de El Salvador, que son 150 personas, estos grupos son más cotidianos”.

Con información de Milenio