Siete muertos, 20 casas dañadas, una de ellas incendiada y 30 vehículos rafagueados, fue el saldo de un enfrentamiento ocurrido este domingo entre policías comunitarios de Tlacotepec y presuntos delincuentes en la comunidad de Filo de Caballos en Leonardo Bravo, en Guerrero.

Integrantes del Frente de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero (FPEG) que tomaron el control de la seguridad en esa comunidad de la Sierra, permanecían este lunes vigilantes en un tenso ambiente, además de policías estatales y militares.

Por esta situación, más de dos mil habitantes abandonaron esa comunidad, además de la suspensión de las clases, el servicio de transporte y el comercio.

Con información de Quadratín