Expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) pidieron a la población no entrar en pánico ante el corte del suministro de agua programado del miércoles 31 de octubre al martes 6 de noviembre en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, y seguir algunas recomendaciones.

En un comunicado, el director del Programa de Manejo, Uso y Reúso del Agua (PUMAGUA) de la UNAM, Fernando González Villareal, y el coordinador ejecutivo de la misma entidad, Daniel Rocha Guzmán, pidieron a la ciudadanía informarse en el listado de colonias que serán afectadas, emitido por el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX).

Asimismo, revisar que estén limpios cisternas y tinacos, pues pueden ser fuente de microorganismos, y los niveles de estos depósitos, para detectar posibles fugas; reducir fugas de agua en excusados, regaderas y llaves de cualquier instalación doméstica para evitar pérdidas de agua.

En esos días, se recomienda suspender el riego de áreas verdes (jardines, macetas y jardineras); no bañarse a diario en regadera o hacer una ducha corta, de no más de cinco minutos, con una regadera económica; almacenar en botes o cubetas el agua fría que sale al inicio de la ducha y reusarla para llenar el tanque del excusado y para la limpieza del hogar y suspender el lavado de ropa durante la contingencia.

También se debe evitar en lo posible el uso de trastes y usar platos desechables en estos días, almacenar de forma higiénica, con tapa y cucharón, suficiente agua para beber y cocinar, de tal manera que no se contamine ni se confunda de la que tendrá otros usos; cuando se restablezca el servicio paulatino, se debe verificar que el agua no contenga partículas suspendidas antes de llenar cisternas y tinacos.

La Zona Metropolitana de la Ciudad de México se abastece con poco más de 60 metros cúbicos por segundo. “Es prácticamente un río que entra a esta urbe y provee a 20 millones de habitantes”. El líquido proviene en dos terceras partes del acuífero del Valle de México y una tercera parte del sistema Cutzamala, detalló González Villarreal.

El corte, que se debe a reparaciones en el sistema Cutzamala, debe enseñarnos lo que es el buen suministro para todos. “El Cutzamala requiere más atención, mantenimiento e inversión para que no llegue a otra crisis”, concluyó.

Con información de Notimex