john-brennan-trump-atenta-libertad

John Brennan/Foto: Reuters

El ex director de la CIA, John Brennan, afirmó que la campaña de Donald Trump sí estuvo coludida con autoridades rusas para interferir en las elecciones de Estados Unidos, y acusó que el presidente le revocó su acreditación de seguridad para “acallar a otros que pudieran atreverse a desafiarlo”.

En una columna, Brennan citó informes de prensa como prueba de que las declaraciones de Trump de que no hubo colusión son “bazofia”. Sólo resta determinar, dijo, si la colusión que tuvo lugar “constituyó una asociación ilícita penalmente punible”. Trump le revocó ayer la acreditación de seguridad a John Brennan, un acto de represalia sin precedentes contra un ex alto funcionario federal abiertamente crítico del gobierno. Brennan escribió: “Evidentemente, Trump está más desesperado por defenderse a sí mismo y a sus próximos, por eso tomó la decisión políticamente motivada de revocar mi acreditación de seguridad en un intento por amedrentar y acallar a otros que pudieran atreverse a desafiarlo”.

Por su parte, Trump vinculó su decisión de revocarle la acreditación a Brennan con la investigación de la injerencia rusa y la presunta colusión de su campaña. En entrevista con el diario The Wall Street Journal, Trump dijo que Brennan es uno de los responsables de la investigación encabezada por el fiscal especial Robert Mueller.

Según el diario, Trump calificó la investigación de “cacería de brujas amañada… una farsa”, y añadió: “Esta gente la encabezó. Por eso creo que es algo que se debía de hacer”. Trump también amenazó con retirarles las acreditaciones a otros ocho funcionarios retirados y uno en activo, la mayoría de ellos altas autoridades policiales y de inteligencia de gobiernos previos.

El mandatario denunció las críticas de Brennan y habló de “los riesgos que representan su comportamiento y conducta errática”. Trump describió su acción como una “responsabilidad constitucional para proteger la información secreta de la nación”.

Al respecto, Brennan dijo que esta acción “forma parte de un esfuerzo más amplio del señor Trump de suprimir la libertad de expresión y sancionar a sus críticos. Debería preocupar profundamente a todos los estadunidenses, incluidos los profesionales de inteligencia, con respecto a los costos que enfrentan los que denuncian”.

Por su parte, Trump dijo que hay interrogantes en torno a la práctica de permitir que ex funcionarios se queden con sus acreditaciones de seguridad, y dijo que las de otros funcionarios están bajo revisión. Te recomendamos: Trump considera revocar credenciales a funcionarios de Obama, entre ellos están el ex director del FBI, James Comey; James Clapper, ex director de inteligencia nacional; el ex director de la CIA, Michael Hayden; los ex consejeros de seguridad nacional, Susan Rice y Andrew McCabe, quien se desempeñó como subdirector del FBI hasta que fue despedido en marzo.

Con información de Milenio