El cineasta italiano Bernardo Bertolucci, conocido por películas como Último tango en París o El último emperador, murió en su casa de Roma a los 77 años.

Bertolucci, considerado un maestro del cine italiano y mundial, ganó un Oscar como mejor director en 1988 por El último emperador, película que obtuvo otros ocho galardones de la Academia de Hollywood.
En 1972 se dio a conocer en todo el mundo con Último tango en París, una película erótica con Marlon Brando y Maria Schneider que provocó un escándalo por controvertidas escenas de sexo. La película fue prohibida en Italia.

Según contó Bertolucci después, la joven actriz Maria Schneider, que entonces tenía 19 años, se había visto profundamente afectada por la escena que simulaba sodomía ya que no había sido plenamente informada antes del rodaje del contenido de aquella.

Schneider, que sufrió adicciones a las drogas y depresión antes de su muerte en 2011, dijo cuatro años antes que se había sentido “un poco violada” durante la escena y estaba muy enojada por ello.

Bertolucci fue también uno de los pocos directores de cine italianos en rodar con frecuencia en el extranjero. En París, donde realizó su última película, Los soñadores (2003), pero también en China con El último emperador, en África con Refugio para el amor o en Bután con El pequeño buda.

Nacido en Parma, en el noreste de Italia, en 1941, Bertolucci hizo también películas de alto contenido político e histórico, comoNovecento (1976), que recorre la historia de las luchas de clase en el rico valle del Pô a través del destino de dos amigos de infancia a principios del siglo XX. La película tiene un prestigioso casting internacional (Robert De Niro, Gérard Depardieu, Burt Lancaster, Dominique Sanda).

Otro ejemplo es la película El conformista, sobre la izquierda en tiempos del fascismo italiano.

Con información de AFP