La alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada, reiteró que los habitantes de esta demarcación no tendrán que hacer filas en puntos específicos ante el corte de agua, pues aseguró que éstas llegarán directamente a los hogares.

“Las pipas llegarán directamente y el servicio es gratis, gastamos más de 20 millones de pesos, el agua está pagada”, explicó Brugada Molina.

La alcaldesa precisó que ese líquido es un derecho y “tenemos que garantizar la entrega sin condiciones”.

Durante un recorrido por las escuelas afectadas por el sismo del año pasado, indicó que 800 mil personas serán afectadas en la jurisdicción y que para atenderlas se dividió el territorio en 90 cuadrantes.

Agregó que cada uno de ellos mantendrá un módulo que será atendido por funcionarios de la alcaldía para la distribución de agua en pipas.

Con información de Notimex