El Grupo Parlamentario del PRI insistirá ante el Senado de la República que se retire la invitación a Nicolás Maduro a la toma de protesta como presidente de Andrés Manuel López Obrador.

Aunque dicen entender que se trata de una práctica diplomática, “en el tema de Nicolás Maduro estamos claros que representa prácticas antidemocráticas de manera permanente y ha lastimado al pueblo venezolano”.

El senador Manuel Añorve detalló que presentarán un punto de acuerdo para cancelar la invitación, argumentando que ni el Congreso ni el pueblo mexicano merecen la presencia del mandatario venezolano “como si fuera un gran representante latinoamericano de la democracia”.

“Maduro se ha convertido en un dictador. Por respeto a los venezolanos que viven en México y que han sufrido los embates de tenemos que seguir insistiendo y diciendo lo que es Maduro“, dijo en entrevista para Grupo Fórmula.

Añorve Baños aseguró que el 99 por ciento de los mexicanos desaprueban a Maduro.

Con información de Grupo Fórmula