El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, designó a Gerardo Ferrando Bravo como próximo director general de Grupo Aeroportuario Mexicano y a Sergio Samaniego como futuro director de obra para Santa Lucía.

Sergio Samaniego es socio de José María Riobóo, señalado como el contratista favorito de López Obrador y quien mostró una férrea defensa al proyecto de Santa Lucía.

Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, informó que la designación la hizo el presidente electo.

Sergio Samaniego se hará cargo de toda la revisión y del proyecto del aeropuerto de Santa Lucía y empezará a buscar a los empresarios.

Explicó que, por instrucciones del presidente electo, Alfonso Romo, propuesto como próximo jefe de la Oficina de la Presidencia, y Carlos Urzúa, se reunirán con los contratistas del Grupo Aeroportuario para plantearles la opción del aeropuerto en Santa Lucía.

Precisó que se les solicitó establecer contacto con los grupos financieros para reiterar que el gobierno entrante honrará y garantizará los compromisos, y confían en que no haya complicaciones.

Detalló que se han recibido señales de los contratistas en el sentido que estarán en la mejor disposición de sentarse con ellos a platicar, por lo que desde hoy se empezará a hacer contacto para iniciar las reuniones y organizar todo lo conducente a la nueva decisión.