Este miércoles es el primer día del mega corte de agua en gran parte de la Ciudad de México; en las calles, los ciudadanos bromean e invaden las redes sociales con imágenes acerca de la situación que dejará restringido el suministro del vital líquido a 13 de las 16 alcaldías de la capital.

En una sociedad que acostumbra el baño diario no tener agua suficiente ha generado comentarios y hasta recomendaciones para el ahorro, como poner en práctica el «baño ruso”, el “de avión” o el “de gato” o simplemente a «jicarazos”.

El corte al suministro invade las conversaciones, lo mismo en el mercado, que en el transporte público y en el Metro, las personas sonríen al reconocer que las circunstancias los obligará a no lavar los trastes o la ropa durante las 72 horas que durará el corte.

Y a unas horas de haber iniciado el corte, los ciudadanos no han resentido la falta del vital líquido y, por el momento, echan mano de las cubetas y tinacos que habían reservado con anterioridad; algunos, incluso, no han detectado la falta de agua por contar con cisternas.

A decir de la señora Tere Chacón, vecina de la colonia América, en la alcaldía Miguel Hidalgo, al abrir el grifo todavía hay baja presión, aunque ella ha podido guardar agua en tinacos y hasta en la tina de baño de su hija.

“Apartamos agua suficiente y no creo que nos haga falta, pero de todos modos hemos consumido muy poca y así planeamos permanecer todo el fin de semana”, abundó la madre de familia, quien consideró que los más importante es tener agua para poder drenar el inodoro, aunque el baño diario se tenga que posponer.

De acuerdo con José Emiliano Vázquez, operador de una de las pipas dispuestas para entregar agua en la alcaldía Cuajimalpa, por ahora los servicios que ha ofrecido son los regulares y no se ha incrementado la demanda, aunque reconoció que en los próximos días se podría requerir con mayor interés de sus servicios.

Para el oficinista José Luis Amador, la situación será difícil, sobre todo los siguientes días, una vez que las reservas se terminen, “la empresa para la que trabajo se preparó, pero creo que será mejor laborar desde casa, así estaremos en nuestros jugos, pero en confianza”, explicó el joven de 25 años de edad.

La pregunta es la misma entre los vecinos ¿te bañaste?, para muchos la respuesta es negativa, dicen que “es para ahorrar agua”; lo cierto es que se han adoptado medidas para ahorrar el vital líquido, lo que, según la señora Marisa Ruíz, podría servir a largo plazo, “nosotros colocamos una tina en la regadera y esa agua es para el sanitario, no nos quita nada y de esa manera ahorramos miles de litros cada día”.

En redes sociales, los chistes ofrecen amor y amistad para los habitantes de Gustavo A. Madero, Xochimilco y Milpa Alta, zonas en las que no habrá corte