El mal tiempo que afecta a Italia desde el domingo provocó la muerte de cinco personas este lunes y el cierre de muchas escuelas, en tanto el agua alcanzaba un nivel histórico en Venecia.

Dos personas murieron al caer un árbol sobre su vehículo, no lejos de Roma, y otro hombre murió en circunstancias similares en Terracina, en la costa sur de Roma.

Un joven también murió por la caída de un árbol en una calle del área de Nápoles (sur), según las autoridades, mientras que una persona mayor murió a causa de la caída de un trozo de cornisa de un edificio, en el noroeste, cerca de Savona.

Gran parte de Italia se encuentra en estado de alerta máxima debido a la combinación de vientos fuertes, lluvias intensas y mareas altas.

El agua alcanzó este lunes un nivel histórico en Venecia debido al temporal que azota al país, donde además muchas escuelas se vieron obligadas a cerrar. Por la tarde el “acqua alta” (agua alta) alcanzó un máximo de 156 cm en Venecia.

Con información de AP